Cunas Especiales

Cuna-nube-blanca-topos-negros-y-mint-8-1030x686

Uno de los lugares donde tu bebé pasará la mayor parte de su tiempo a parte de vuestros brazos es su cuna, no obstante no todos los padres son seguidores de que sus bebés duerman en un espacio separado a ellos y prefieren que duerman en sus mismas camas.


Algo que nosotros no solemos recomendar ya que esto tan solo complica el proceso de adaptación a la hora de introducirlo en su propia cama o cuna en un futuro cercano, pero hoy os hablaremos de las cunas de bebés.

La cuna es algo especial y en lo que debemos de invertir tiempo a la hora de escoger una para nuestro pequeño o pequeña, ya que será el lugar en el que descansará y dormirá la mayor parte de su tiempo.



Es muy probable que tu bebé pase mucho tiempo en su cuna, es por eso que es muy importante que compres una que sea no sólo cómoda sino también segura. La mayoría de los niños dejan de dormir en su cuna entre los 2 y 3 años, así que elige una que sea sólida y resistente.

A muchos padres les gusta tener la cuna lista meses antes de que nazca su bebé, aunque si tu nene o nena llega antes que su cuna, no te preocupes. Los bebés duermen muy bien en un moisés durante las primeras semanas e incluso meses.

Asegúrate de colocar la cuna en un lugar alejado de ventanas, persianas y cortinas, ya que los bebés se pueden hacer daño con los cordones. El cable del monitor del bebé también puede ser un peligro., ente los años 2004 y 2010, se recibió siete informes de bebés que se estrangularon con cordones de monitores que estaban cerca de sus cunas. Usa monitores inalámbricos o mantén el cordón alejado de la cuna.

-¿Cómo encontrar una cuna segura?:

Algo muy importante es que la cuna que compres tenga el sello de aprobación de la Asociación de Fabricantes de Productos Infantiles de Estados Unidos. Eso significa que el producto fue sometido a pruebas para verificar su seguridad y calidad.

-Espacio entre las barras, algo a tener en cuenta:

Las barras de la cuna no deben estar muy separadas, esto es para evitar que la cabeza del bebé se atore. La separación o abertura entre las barras no debe ser mayor de 6 centímetros.

La altura máxima de los barrotes de las esquinas de la cuna debe ser de 0,16 centímetros. Si los postes rebasan los 0,16 cm de altura, algunas prendas se pueden atorar en éstos y lesionar o ahogar a los bebés.

-El colchón:

La mayoría de las cunas te permiten ajustar la altura del colchón, es recomendable que bajes el colchón cuando tu hijo empiece a sentarse. Una vez que tu nene sea más activo, no querrás que se trepe en los barrotes y se caiga de la cuna.

Cuando vayas de compras, asegúrate que la cuna que te guste sea sólida. Si se tambalea o hace ruidos, es probable que no la hayan armado correctamente. O bien, podría ser una señal de que debes buscar una más resistente.

En el interior de la cuna debe caber, bien ajustado, un colchón estándar de al menos 1,31 metros de largo por 70,5 cm de ancho. No deben caber más de dos dedos entre el colchón y los lados de la cuna.

Es muy peligroso cuando el colchón queda chico ya que los bebés pueden quedar atrapados en el espacio entre el colchón y los lados de la cuna. Asegúrate de que, incluso con el colchón en su lugar, las rejas de la cuna sean lo suficientemente altas para mantener a tu bebé seguro adentro.

Muchas cunas están diseñadas para convertirse en una camita para cuando tu niño sea más grandecito. Es importante que te asegures de que la transformación sea relativamente fácil de hacer y de que te guste la apariencia del nuevo mueble.
Notas importantes de seguridad

La mayoría de las cunas que actualmente se encuentran en el mercado cumplen con los requisitos de seguridad obligatorios y también con los opcionales. Sin embargo, millones de cunas fabricadas por reconocidas compañías han sido retiradas del mercado en los últimos años.


cuna-colecho


-Cuestiones de seguridad:

Las cunas con rieles móviles fueron muy populares durante varias décadas. No obstante, en el 2010, millones se retiraron del mercado. Ya que se indica que, desde el 2001, esas cunas han causado la muerte de por lo menos 32 bebés en Estados Unidos. Muchos fabricantes dejaron de producir este tipo de productos a partir de junio de 2010.

Los protectores acolchados que se ponen alrededor de la cuna, ya no son recomendables. Éstos regularmente vienen en el paquete que contiene el edredón y las sábanas para la cuna. Varias organizaciones, como la Academia Estadounidense de Pediatría, no los recomiendan ya que aumentan el riesgo de asfixia y contribuyen a la reinhalación de aire. La mayoría de los protectores acolchados reducen el flujo de aire en la cuna de tu bebé, lo cual se considera un factor que contribuye al síndrome de muerte súbita infantil.

Cunas de segunda mano o viejas, es más probable que las cunas fabricadas antes de 1973, que es cuando entraron en vigor las normas federales, presenten más problemas de seguridad que los modelos más recientes. Si compras una cuna de segunda mano, asegúrate que no tenga astillas, pintura con plomo o barrotes muy separados.

Evita las decoraciones elaboradas que puedan romperse y causar que un bebé se atragante. Las cunas con cortes decorativos muy sofisticados no son recomendables ya que los bracitos o el cuello de tu bebé se pueden atorar en esos acabados.