Juguetes Para Bebés de 0 a 12 Meses

31

Siempre se tiene muy en cuenta los cuidados y la salud de los bebés pero los juguetes, por muy raro que parezca, son también un punto fundamental en su desarrollo y crecimiento, ya que éstos les ayudan en ese largo proceso.


Según la edad que tenga tu bebé es recomendado un tipo de juguetes y entretenimiento u otro, y puede que seas mamá o papá primerizo y tu hijo o hija esté entre los 0 y los 12 meses, es decir que es menor de 1 año y quieras comenzar a comprarle juguetes.

Si es así quédate a leer toda la información que os traemos hoy sobre este tema:



En los primeros meses del bebé, hacia la cuarta semana de vida, ya es capaz de fijar la vista unos instantes en rostros u objetos, a unos 30 cm de distancia. Por eso, a esta edad ya puedes empezar a enseñarles ciertas imágenes, libros, o sonajeros de colgar adaptados a estas edades.

Al término del primer trimestre, el bebé ya será capaz de sostener ciertos objetos en las manos y llevárselos a la boca; por eso en esta edad es bueno jugar con el bebé con sonajeros que emitan algún sonido o que sean de plástico o tela para que los pueda tocar y chupar.

Durante el siguiente trimestre, hasta los 6 meses, el bebé va ganado habilidad en las manos, aumenta notablemente su capacidad visual, comienza a vocalizar, es el momento de mostrarle su propia imagen en el espejo, le divertirá mucho.

-Juguetes que estimulen los sentidos: con colores, texturas y sonidos diferentes, como alfombras con actividades, sonajeros, móviles de cuna o cuentos de tela.

-Juguetes para bebés. Y juguetes que ayuden a descubrir el propio cuerpo: mordedores, muñecos de goma.

Llegando al término del 6º mes el bebé ya es capaz de mantenerse sentado apoyado entre cojines, parlotea y ya puede coger solo la cuchara, ya que su destreza manual se ha desarrollado bastante.

Para poder seguir estimulando estas habilidades del bebé y fomentándolas, podemos jugar con ellos con Cubos de plástico de distintos colores, pelotas o formas que rueden, espejos y juguetes para el baño.

Hasta los 9 meses, el bebé aprenderá a girarse, descubrirá la sensación de morder (ya que por esta época le saldrán sus primero dientes), le empiezan a llamar la atención la diversidad de sonidos y músicas, ya es capaz de soltar un objeto para coger otro por sí mismo y le gusta dejar caer los juguetes. En esta etapa es cuando suele desarrollar un afecto particular hacia un peluche, un juguete o una manta.

Los niños aprenden jugando en esta etapa, para jugar con ellos, podemos utilizar cubos apilables, que se puedan meter unos dentro de otros, juguetes con ruedas, cuentos de texturas, con diferentes dibujos...

Durante el último trimestre de su primer año de vida, el bebé comenzará a gatear hacia delante, y a intentar ponerse de pie apoyado en algún sitio. Se abren, ante él, un sin fin de posibilidades.

Además, ya va comprendiendo conceptos sencillos como dentro y fuera, le gusta jugar a meter y sacar cosas, aprenderá a despedirse, le gusta jugar a la pelota y ya es capaz de devolverla cuando juegan con él, va perfeccionando el lenguaje hablado.

-Juguetes que estimulen la exploración de objetos: pelotas, cuentos de tela y de cartón y cualquier juguete que pueda agarrar y explorar.

-Juguetes que estimulen el movimiento: fáciles de agarrar, balancines, estimuladores del gateo.

-Juguetes que estimulen la afectividad: peluches, muñequitos de trapo.

La capacidad manipulativa de los bebés es limitada, de modo que se relacionan con el mundo a través de la vista, el oído y el tacto. Les gusta ver las caras de cerca y prefieren los objetos móviles, sonoros y de colores vivos. Rodead a vuestro hijo de un ambiente adecuado, ponedle sábanas de estampados vistosos y calcetines con motivos llamativos.

-Móviles: Las cosas que se mueven le llaman la atención; colocad un móvil cerca de él, para que lo vea. Algunos modelos tienen piezas de recambio para variar la composición.

-Mordedores y juguetes de apretar: Anillas u otras formas de goma, fáciles de agarrar y que se puedan llevar a la boca.

-Pelotas y juguetes blandos: Los más adecuados son los sencillos y de textura variada.

-Fotografías plastificadas y espejo de bebé: Colgadlos en los lados de la cuna, para que el niño los vea.

-Sonajero, campanilla, juguetes sonoros: Juguetes que suenen al tirarlos, agitarlos, apretarlos, chuparlos o golpearlos.

-Actividades de lenguaje y ritmo: Canta a tu bebé, en voz baja, cuando le cambies, le abraces o le mezas para dormirlo.

-Juegos y actividades motrices: Baila con el bebé, acúnalo, mímalo, mécele adelante y atrás al ritmo de melodías sencillas. Le gusta que lo sientes, lo pongas sobre tus rodillas y lo pasees por la habitación. Hacedlo siempre con suavidad y firmeza.