La Sexta Enfermedad

api-24-1024x510

Cuando tenemos a nuestro bebé en nuestros brazos pensamos que todos esos nervios y miedos por su bienestar que han ido apareciendo durante los 9 meses del embarazo, pero la realidad es que tan solo crecen y se multiplican.


Y es algo razonable ya que el bebé ya no está en tu vientre y está sometido a enfermedades y peligros del mundo y tu única preocupación es que el bienestar de tu pequeño o pequeña sea el mejor posible.

Los bebés suelen padecer las enfermedades de una manera distinta, es decir un simple catarro que para ti puede ser algo a lo que no le darías ni la mínima importancia, para un bebé es algo serio que se debe de curar lo antes posible, y al igual que con el ejemplo del catarro es con todas las enfermedades, y hoy os hablaremos de La Sexta Enfermedad, para que estéis más informados sobre esta misma y sepáis como actuar si se os presenta el caso.



La sexta enfermedad, causada por el virus Herpes VI, afecta al niño antes de los dos años, provocando fiebre que puede elevarse por encima de los 39 grados. Conocer sus síntomas, diagnóstico y tratamiento más adecuado, es algo muy necesario si tienes un bebé.

La sexta enfermedad, llamada rubeola infantum o esanthema subitum, e stambien conocida como la enfermedad de los tres días, en el origen de la enfermedad existe un virus de la familia del herpes, el herpes virus humano tipo 6, que se transmite a través de la saliva o por contacto directo, ésta es una de las enfermedades exantemáticas, es decir, que provocan un exantema, una erupción rojiza en la piel del niño.

Pero de la enfermedad de la que estamos hablando es de una enfermedad infecciosa viral, contagiosa, típica de los niños de entre seis meses y dos años. En los primeros seis meses, el bebé no enferma casi nunca de esta enfermedad, porque está protegido por los anticuerpos recibidos de la madre.

-¿Cuáles son los síntomas de la sexta enfermedad?:

Éstos comienzan con la aparición de síntomas de fiebre, los cuales duran durante unos tres días, de ahí el nombre común. Después de éstos, la temperatura baja y es cuando comienza a aparecer la erupción la cual es caracterizada por pequeños puntos de color pálido en el tórax y la cara. Todo esto es capaz de desaparecer en tan solo el corto periodo de un día.

-Posibles complicaciones:

Por suerte para todos nosotros esta enfermedad es muy común pero con un nivel de gravedad bastante bajo. Y las complicaciones son nulas.

-El contagio, ¿cómo se produce?:

La causa es el virus Herpes VI, que con frecuencia es transmitido al pequeño por un adulto portador sano. Durante los seis primeros meses, el niño está protegido por los anticuerpos maternos.

-La prevención de la sexta enfermedad:

Al contrario del caso de las complicaciones, en este punto tenemos las de perder, por mucho que no haya posibles complicaciones, por mala suerte para nosotros esta común enfermedad no se puede prevenir de ninguna manera.

-Tratamientos para esta enfermedad:

No hay mucha variedad, la sexta enfermedad tan solo se puede aliviar con antitérmicos ya que son los únicos capaces de aliviar uno de los primeros síntomas, la fiebre. Con éstos podremos aliviarla y eliminarla.

La sexta enfermed es una eruptiva contra la cual no existe vacunación, se tratan sólo los síntomas y no tiene riesgos de complicaciones serias. La sexta enfermedad o también conocida como roseola del lactante, afecta aproximadamente al 30% de los niños entre los 4 y 24 meses de edad. Es menos frecuente en niños en edad escolar. El período de incubación es de 5 a 15 días, desde el momento del contagio hasta la aparición de los síntomas.

No se sabe exactamente el mecanismo del contagio, pero se cree que como cualquier enfermedad viral, la vía respiratoria sería la vía de contagio más frecuente y deja de ser contagiosa al desaparecer la erupción.

Su principal característica, la fiebre es capaz de llegar hasta 40 grados centígrados. Pese a la temperatura tan alta, no afecta el estado general del niño. Ésta no solo puede calmarse con antetérmicos también se trata con baños de inmersión en agua tibia e ingestión de abundantes líquidos. Se recomienda vestir con poca ropa al bebé y que las mismas estén confeccionadas con fibras naturales como el algodón.

sextaenfermedadbebes.jpg.imgw.1280.1280