Cómo Decorar Un Balcón Cerrado

fb_2126013_4141
Muchas personas piensan que un balcon cerrado tiene que ser un mundo distinto en cuanto a la hora de decorar comparando con un balcon abieeto, pero la realidad es que no ya que todos estos suelen tener grandes ventanales o cúpulas y reciben casi la misma luz natural que uno abierto.


Por otro lado tambien buscamos el mismo fin, ya sea abierto o no un balcon tiene que tener las mismas características para convertirse en uno y nosotros hoy os vamos a contar las claves para conseguir un balcon perfecto:

En primer lugar, el suelo es un elemento que a la hora de poner a punto nuestro balcón solemos olvidar y sin embargo puede ayudarnos a crear un rincón más acogedor y paradisíaco con muy poco. Existen balcones con suelos estupendos que no hace falta tocar porque ya cumplen su función por si solos pero siempre podemos acabar de completar el espacio con una bonita alfombra que añada un poco de color y nos permita relajarnos descalzos al sol. Las alfombras quedan muy bien pero hay que escoger modelos aptos para exterior o retirarlas después de su uso para evitar que se deterioren con la lluvia, siempre y cuando no contemos con una zona resguardada del agua.


Si tenemos un suelo que no encaja estéticamente, está deteriorado o queremos darle un nuevo aire, podemos decantarnos por opciones más trabajadas pero sencillas como colocar césped artificial. Nos permitirá conseguir ambientes más frescos dónde el verde será protagonista absoluto pero si buscamos un efecto más natural, cálido y acogedor os aconsejo sin duda la opción de las baldosas de madera desmontables para empezar a disfrutar de vuestro balcón.

Entiendo que las plantas requieren mimo y dedicación y no todo el mundo puede o no esta dispuesto a hacerlo. Así que aunque no llenes el balcón con miles de especies distintas te aconsejo que pongas como mínimo un par o tres de ellas que sean fáciles de mantener y no requieran muchos cuidados.Si por el contrario te gustan las plantas tanto como a mi… observa las condiciones que se dan en tu balcón y busca especies que se adapten a él. ¿Da mucho el sol o por el contrario más bien sombra?

Antes de ponerte a diseñar tu balcón piensa en que actividad te gustaría realizar en él. ¿Lo usarás para leer? ¿Para desayunar y cenar en compañía? ¿Para dibujar? ¿Charlar y tomar algo? En función de lo que planteemos hacer en nuestro balcón, buscaremos un mobiliario que se adapte a nuestras necesidades.

Para comer buscaremos una mesita alta y pequeña con alguna silla cómoda que podremos complementar con algún cojín de exterior. Para leer una hamaca, una mecedora, un columpio o unos sillones inclinados que nos sean cómodos para disfrutar de la lectura serán buenas opciones, mientras que si nuestra idea es crear una zona chill out para charlar y tomar algo, buscaremos cojines a suelo, bancos o sillones anchos que se amolden a nuestro espacio junto a alguna mesita baja en la que apoyar nuestras bebidas.

Parecerá una tontería y muchas veces ni siquiera nos damos cuenta pero si están, esos detalles marcarán la diferencia. Dependiendo del uso que quieras dar a tu balcón y del estilo que escojas para la decoración algún elemento especial para completar la decoración irá fenomenal. Una regadora vintage, unos farolillos de inspiración árabe para tu zona chill out, una guirnalda de luz para esas cenas de verano o unos molinillos de colores para las plantas de tu pequeño jardín convertirán tu balcón en un rincón muy especial.

Uno de los motivos por el que a veces no usamos el balcón es la falta de intimidad. Teniendo esto en cuenta podemos decorar nuestro balcón de manera que consigamos crear un espacio más intimo en el que relajarnos tranquilamente. Existen algunos trucos muy sencillos como colocar estratégicamente las plantas de manera que cubras las zonas más susceptibles a ser vistos pero si nuestro balcón es de esos que queda abierto por todas partes… podemos decantarnos por otras opciones más prácticas como las mallas, los cercados de mimbre, caña o bambú o las celosías en las que podemos colocar alguna planta trepadora y buscar un aspecto más natural.

A parte de ser una actividad relajante, placentera y satisfactoria, siempre obtienes resultados lo cual es muy motivador. Es perfecto para todas las edades y en especial para los peques que descubren sobre el mundo vegetal, aprenden a comer de todo y además es muy saludable. No sé a vosotros pero a mi me hace especialmente ilusión comer un tomate o unas fresitas que he plantado yo misma y aunque lo parezca tampoco es algo tan complicado sólo requiere agua y un poco de dedicación.

Si tienes alma botánica y sueñas con un jardín lleno de flores y mariposas de colores, puedes destinar tu balcón a crear un pequeño paraíso vegetal. A parte de las macetas convencionales, hoy en día existen infinitas posibilidades para llenar nuestro balcón de plantas sin necesidad de ocupar mucho espacio. Escaleras, macetas colgantes, carritos, estanterías, macetas en la barandilla para decorar balcones pequeños con encanto