Decorar Con Madera Paredes

ideas-para-decorar-una-pared-de-salon-pared-madera


Ya son muchas las veces que se ha hablado de la belleza de la madera y de sus infinitas posibilidades en decoración pero si quieres llevar esta belleza a las paredes de tu casa y no sabes como hacerlo, estate tranquilo porque nosotros te lo enseñamos.


Hay muchas maneras de decorar nuestra casa con madera así que si te interesa conocerlas sigue leyendo:


Difícilmente encontrarás otro material más cálido, noble y natural para vestir tu casa de arriba a abajo. Tanto en los muebles como en el pavimento o en el techo, la madera es perfecta para aportar naturalidad. Es bonita, natural, confortable y cálida. De todas estas formas podría definirse la madera. Un material noble donde los haya que te ayuda a decorar tu casa y a añadir un toque natural a los espacios y decorar paredes con madera. Como elemento constructivo no tiene precio.

Siguiendo con el tema del estilo rústico (parece que suelos y viguerías se acoplan más a este estilo decorativo), hoy veremos una forma de utilizar la madera en decoración que resulta estupenda: revestir las paredes con ella. Tienes varias opciones para elegir, según el efecto que busques, que a continuación te explico para tener tu ansiada pared de madera.

El friso de madera es, seguramente, la alternativa menos original de todas las que te traigo hoy, pero no por ello la peor o la menos especial. Un friso es una gran idea para decorar una pared, pero no solo se usa para mejorar el interiorismo de una habitación, sino también como forma de protección.

Por eso es una buena alternativa para el cuarto de los más pequeños, ya que deja la pared a salvo de manchas, posibles decoraciones murales (los niños son propensos a las pintadas en las paredes) y demás, y se limpia mucho más fácilmente que una pared pintada con pintura (aunque sea plástica y se pueda limpiar).

Un friso de tablones de madera colocado en la parte inferior de la pared, protege al tiempo que decora. Puedes jugar con los colores y pintarlo de algún tono en consonancia con el resto de la decoración. O apostar por el blanco, que nunca falla. También es una buena idea para decorar cuartos de baño o cocinas con un estilo rústico muy especial.

Aunque te parezca complicado al principio, instalar un friso de madera es una tarea bastante sencilla que puedes hacer tú mismo. La mayoría de ellos, por no decir todos, se instalan mediante el sistema de rastreles. Es decir, las lamas de madera colocadas en vertical van atornilladas a unos listones transversales que se fijan previamente. Además, las lamas van unidas unas a otras mediante un sistema de machihembrado, por lo que resultan muy fáciles de acoplar.

Una idea genial para revestir las paredes con madera es hacerlo con tablas de palet, lo que le da a la pared un aire rústico que me encanta. Hay varias formas de hacerlo: colocándolas en vertical, como si de un friso se tratase pero revistiendo toda la pared hasta el techo, o poniéndolas en horizontal, una opción que me parece muy original.

Las pongas como las pongas, esta forma de decorar las paredes resulta muy adecuada para casas camperas y ambientes rústicos, aunque también puedes utilizarla en tu piso para dar un aire diferente a una habitación. Además, no tienes por qué revestir todas las paredes igual. Basta con que lo hagas en una solamente para conseguir el efecto deseado y decorar paredes con madera de una forma más original.

Una idea: aunque los acabados que puedes darle a la madera de palet son infinitos, me encantan las tablas pintadas de blanco. Iluminan, aportan más luz y aligeran los ambientes, contrarrestando la fuerza de la madera a la hora de decorar la pared. Es un acabado a tener en cuenta cuando decidas decorar paredes con madera.

La madera no es un material exclusivo del estilo rústico, ni mucho menos. Y para demostrarlo fíjate en la imagen: una pared decorada con paneles de madera al natural que no puede ser más urbana, cosmopolita y elegante. Además, te servirá para ocultar una pared que tenga algún defectillo.

De la misma forma que se colocan las tablas de madera del friso, en este caso se ponen los paneles, atornillados sobre rastreles fijados a la pared. Otra opción es sujetarlos con un adhesivo especial.

En cualquier caso, tanto los frisos como las tablas o paneles de madera no cumplen una función solamente estética, sino que también aportan un aislamiento extra, tanto térmico como acústico.