Limpiar Moqueta Coche

tapiceria-3

Siempre acabamos comiendo o bebiendo dentro de nuestro vehículo y es inevitable que las manchas estén por todo su interior, así que por ello hoy te traemos unos trucos para limpiar el interior de tu automóvil y que quede como nuevo!


Parece algo imposible si no es en la mano de expertos pero tranquilos, de la manera que os lo explicaremos hoy y desvelando los mayores trucos seguro que podéis convertiros vosotros mismos en uno de ellos.

Si te interesa sigue leyendo y ponte manos a la obra!



Para empezar, abrimos todas las puertas del coche y sacamos todas las alfombrillas. Si éstas fuesen de goma, solo tienes que sacudirlas y darles con la pistola a presión. Si las dejas al sol, se secarán mucho más rápido.

Si fuesen de tela, lo mejor es pasar un cepillo para que la suciedad más incrustada se suelte de la superficie. Después, eso sí, habrá que pasar el aspirador para eliminar los restos que queden presentes. Ese proceso es el mismo a seguir que con la moqueta del habitáculo y la del maletero.

Tal y como siempre se recomienda, con una bayeta hay que pasar todo el salpicadero del coche, incluyendo el espacio de los relojes y la consola central. Hay coches que tienen unos diseños más sencillos que otros, y probablemente, con dicha gamuza no llegues a todos los rincones en algunos casos.

Zonas estrechas, para esos espacios se puede utilizar un pincel, lo mismo que para limpiar los difusores en la limpieza del exterior del coche. Con él llegarás a cualquier esquina o recoveco complicado.

Para limpiar el salpicadero del vehículo puedes utilizar productos específicos, pero antes de nada, hay que leer las instrucciones y el manual del vehículo. Ciertos productos no son compatibles con determinados tipos de materiales de los salpicaderos o interiores.

Aunque en el coche no se fume, la transpiración de los plásticos, también ensucia los cristales. Es importante tener las lunas limpias tanto por dentro como por fuera, porque sino podría hacer reflejos que nos cieguen cuando nos dé el sol de frente.

Para limpiarlos, lo podemos hacer con productos específicos o con un limpiacristales como el que tenemos en casa. No hace falta gran cosa. Esto se aplica tanto a la luna delantera, como a las ventanillas laterales y al cristal trasero.

Para la tapicería, toca darle con un cepillo a los asientos. La función es la misma que para las alfombrillas. El objetivo es que se suelte la suciedad que provoca mal olor. Después, es importante pasar el aspirador para rematar la limpieza.

Si tienes animales, puedes pasar antes de nada un rodillo como el de la ropa para eliminar los pelos. Puedes utilizar algún producto para tapicerías pero antes de usarlos hay que leer las instrucciones ya que pueden dejar alguna mancha.

Otra solución, mucho más sencilla que la anteriormente propuesta, es seguir el consejo de BP, la compañía petrolera. En el siguiente vídeo se puede observar cómo de fácil puede llegar a ser quitar los pelos de tu mascota depositados en los asientos y moqueta.

Los productos que se elijan tienen que ser de calidad, que no dañen la textura ni alteren el color de los asientos.

Este proceso lo realizaremos cada pocos meses. Es importante mantener al día el cuidado de una tapicería tan delicada porque el tiempo acusa esta falta de mantenimiento.

Para dejar el interior en perfectas condiciones, lo suyo sería desmontar prácticamente todo el interior, pero esto tampoco es muy recomendable. De tanto quitar y poner las piezas los tornillos se acaban pasando, además de que se tarda bastante tiempo y puede provocar ruidos extraños a menos que se coja un bache a cierta velocidad.

El aire acondicionado suele pasar desapercibido para la mayoría de nosotros pero es imprescindible mantenerlos libres de polvo. Por ello, utilizando un pincel especial, es posible limpiar cualquier resto de suciedad acumulada.

Si no se realiza esta acción es posible que, tras un periodo de tiempo de inactividad, el sistema expulse de golpe todos los residuos incrustados durante semanas. Esto provocará una contaminación temporal en el habitáculo a base de ácaros y polvo si no se soluciona el problema.

Apenas llevará un par de minutos realizar la limpieza completa de todos los conductos. Gracias a ello, se podrá ahorrar gracias a una mayor eficiencia del sistema de ventilación.