Ralenti Coche Diesel

rpm-620x264

El ralentí es el punto mínimo al que el motor de nuestro carro es capaz de funcionar sin calarse o dejas de funcionar, y sin ningún tipo de ayuda externa. Evidentemente, nuestro vehículo no puede moverse en este punto pero sí puede mantenerse en marcha hasta que el combustible se termine, ya sea en punto muerto o con el embrague pisado a fondo.



El tiempo que tardamos tras encender el contacto para abrocharnos el cinturón y ajustar los espejos retrovisores es el tiempo que dura el ralentí y suele extenderse unos 15 o 20 segundos en coches de motor diésel. Pues sí, podemos decir que el ralentí es ese tiempo inicial óptimo necesario para que nuestro carro arranque sin mayores problemas.


La importancia de mantener el motor a un régimen mínimo operativo es fundamental. En los coches diésel actuales, basta seguir el procedimiento del primer párrafo para asegurar que el motor está perfectamente lubricado con el aceite repartido para poder iniciar la marcha inmediatamente. Los 15 o 20 segundos de ralentí que mantenemos entre que damos el contacto y nos abrochamos el cinturón y controlamos los espejos son suficientes para arrancar sin problemas.

Si recordáis vuestra infancia, es probable que os acordéis de cómo había que calentar los coches de gasolina durante un buen rato antes de arrancar, y en ocasiones había que “tirar del aire” para favorecer la combustión en el carburador. Esto ya es agua pasada, y hoy en día los coches arrancan fácilmente, a la primera y sin poner en peligro el motor. Y eso es, en gran parte, gracias a los sistemas de combustión modernos, y a la presencia del ralentí, aunque la función para la que fue concebido es la de mantener el motor operativo sin intervención externa.

-Los problemas comunes que podemos encontrar:

El ralentí inestable tiene lugar cuando el motor de nuestro carro no es capaz de controlar las revoluciones por minuto y se acelera o desacelera de forma imprevisible. A día de hoy, los autor con inyección electrónico no tienen este problema porque integran una pieza denominada IAC o actuador de ralentí.
El IAC (Intake Air Control o control de aire de admisión) no es un regulador ni un sensor pero se encarga de ejecutar las órdenes que llegan desde el computador del motor para mantener el ralentí estable.


-Algunos otros problemas menos comunes del ralentí:

En ciertas ocasiones, cuando activamos el contacto de nuestro carro y arrancamos el motor notamos ciertas vibraciones excesivas o tirones del motor que no están dentro de la normalidad. Cuando esto sucede podemos estar seguros de que tenemos un problema con el ralentí del motor y, más concretamente, con la válvula de control del ralentí.
En estas situaciones el ralentí reduce las revoluciones por minuto como consecuencia de una suciedad excesiva de la válvula. No se trata de una situación que mejore por sí sola sino todo lo contrario: los tirones y vibraciones culminarán en un bloqueo o ahogamiento que impedirá que el motor se mantenga encendido.
Por todo ello es conveniente que, en caso de notar fallos en el ralentí del motor basados en sonidos diferentes a los habituales, acudamos a nuestro taller de confianza.
Además, como acción preventiva recomendamos no conectar radio y aire acondicionado según nos sentemos en el asiento de nuestro vehículo. Dejemos al ralentí realizar su función, al motor asentarse y encendamos todo posteriormente para evitar riesgos innecesarios.

-Algunas mentiras y mitos sobre el ralentí:

A lo largo de los años ciertos mitos sobre el ralentí del motor se han ido extendiendo entre los conductores. Para evitar caer en errores que pueden perjudicar al motor de nuestro carro es mejor que sepas que:
Es falso que el motor en ralentí consuma poco. Es más, consume alrededor de 0,5-0,7 litros por hora.
No sirve de nada bajar las rampas en ralentí. No se ahorra combustible y además es un verdadero peligro porque en el modo ralentí no disponemos de freno motor
Es falso que debamos esperar un minuto en ralentí para poder arrancar. Con 20 segundos es suficiente.
Ahora ya sabemos qué es el ralentí del motor, cuál es su función, cómo detectar un ralentí inestable y cuáles son los mitos que no debemos creernos acerca del mismo. Solo queda que vigilemos su correcto funcionamiento y que, en caso de detectar cualquier tipo de problema, acudamos a nuestro taller de confianza lo más pronto posible.