Cómo Suavizar las Durezas de los Pies

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 12.54.22
Lucir unos pies bonitos y bien cuidados es algo que no solo deberíamos hacer en verano. Por tal motivo, te animamos a que cuides de esa zona del cuerpo menos visible.

Es cierto que en el verano queremos lucir unos pies bonitos, con las uñas pintadas y sin grietas ni callosidades, pero si cuidamos de los pies durante todo el año seguro que nos lo van a agradecer. No hay duda de que las durezas y grietas afean nuestros pies, a la vez que nos producen molestias y dolores, para ello existen formas para evitar las durezas.

En primer lugar puedes intentar poner remedio con algunos trucos caseros, pero si no obtienes resultado entonces tendrás que acudir a un podólogo.

Por eso te decimos que si cuidas los pies todo el año no llegarás al verano con un problema difícil de controlar o al menos te ahorrarás la visita al podólogo, si cada vez que te duchas te rascas con una piedra pómez ya será un buen remedio para las durezas, después de utilizar la piedra pómez es importante que utilices una crema o loción hidratante para que no se reseque, por otra, muy común en esa zona.

Otro remedio casero puede ser uno en el que necesitas unas 6 aspirinas que debes mezclar con agua y zumo de limón, haz una pasta con este preparado y aplícalo por el pie y a continuación lo envuelves con una toalla caliente durante unos 10 o 12 minutos, seguidamente rasca con la piedra pómez.

Otra solución es sumergir los pies en agua caliente con un puñado de sal gorda y unas gotas de aceite esencial de lavanda. A continuación pasa la piedra pómez y continúa hidratando la zona con aceite de rosa mosqueta y/o aloe vera.

El calzado correcto también es una buena forma de evitar las callosidades, pero en general con estos remedios caseros podrás conseguir unos pies bonitos y bien cuidados durante todo el año.