Remedios Caseros para el Acne

Captura de pantalla 2017-08-31 a las 09.06.14
El acné es una enfermedad que afecta a las glándulas sebáceas. El acné no supone ningún riesgo para la salud, pero puede dejar marcas y cicatrices difíciles de quitar. Pueden aparecer en la cara, espalda y pecho.

Es más común en los adolescentes, sin embargo, cualquier persona puede sufrir de acné incluso los bebés. En general, muchas personas tienen la tendencia de apretar estos granos con la intención de hacerlos desaparecer, sin embargo, esta mala costumbre puede acabar complicando la situación dando lugar a cicatrices. El acné no sólo afecta el rostro, sino que también afecta el estado de ánimo de las personas, ya que da lugar a pensamientos negativos sobre el auto-estima y puede, incluso, causar depresión.

Los pequeños hoyos en la piel se llaman poros y se conectan a las glándulas sebáceas por debajo de la piel. Estas glándulas producen una sustancia grasosa llamada sebo. Los poros se conectan a estas glándulas a través de un canal que se llama foliculo y, dentro de los foliculos, el sebo transporta las células de piel muerta a la superficie de la piel. Un vello delgado también crece por debajo de la piel y pasa a través del folículo para llegar a la superficie. Cuando se tapa un folículo, se crea un grano o espinilla.
El acné se manifiesta generalmente como comedones (espinillas o puntos negros), granos (pústulas) o quistes en la cara, espalda y pecho.



Los dermatólogos pueden recetar agentes tópicos o medicamentos orales para tratar el acné, sin embargo, hay tratamientos caseros que pueden ser muy efectivos y sin efectos secundarios, por lo que te damos algunos remedios caseros para el acné esperando que te sirvan de ayuda:

- NO JABÓN: Se aconseja no lavar la cara con agua y jabón ya que el jabón puede resecar la piel, en su lugar podemos limpiar la cara con agua salada tibia que nos ayudará a eliminar la grasa sin resecar la piel.

- BICARBONATO: El bicarbonato es un remedio perfecto para tratar este problema ya que además de actuar como exfoliante, ayuda también a regular el desequilibrio del pH de la piel, además tiene propiedades anti-inflamatorias y antisépticas. Podemos hacer una mascarilla mezclando dos cucharadas de bicarbonato con el zumo de medio limón, cinco cucharadas de miel y un pelín de canela en polvo. Lo aplicaremos por el rostro y dejamos reposar unos 5 minutos. A continuación retiramos con agua fría.

- ALOE VERA: La planta de Aloe Vera es ideal para cualquier problema cutáneo y en el caso del acné es perfecto. Se puede aplicar en forma de gel (que se compra en cualquier herbolario) o directamente aplicando el gel directo de la planta siendo esta opción mucho mejor.

Captura de pantalla 2017-08-31 a las 11.59.53

- TOMATE: El tomate ayuda a abrir los poros de la piel y a aclararla. Simplemente en este caso, basta cortar medio tomate y frotarlo sobre la piel y dejamos actuar el jugo del tomate durante 15 minutos, seguidamente la enjuagamos con agua fría.



- PAPAYA: Esta fruta es muy utilizada en los tratamientos de belleza por lo que en el caso de los tratamientos de acné no iba a ser menos. Esta fruta elimina las células muertas y el exceso de lípidos de la superficie de la piel. Además, la papaya contiene una enzima llamada papaína que ayuda a prevenir la formación de pus y a reducir la inflamación. Para obtener los beneficios de esta fruta vamos a triturar la pulpa de una papaya y la aplicamos por el rostro y la dejamos actuar entre 15 y 20 minutos, seguidamente se retira con agua tibia.

- CLARAS DE HUEVO: Las claras de huevo también se utilizan para deshacerse del acné. Aplica una mascarilla de clara de huevo en la cara y déjala durante 30 minutos, a continuación enjuaga con agua fría.



- VINAGRE DE MANZANA: El vinagre elimina las bacterias que pueden estar causando todos los problemas y también equilibra el pH de la piel y es un buen astringente que ayudará a remover el exceso de grasa. Para este remedio casero para el acné vamos a lavar la cara y mezclamos una parte de vinagre por tres de agua. Empapamos un algodón y lo aplicamos directamente sobre la zona afectada y dejamos durante unos 10 minutos. Después de cada aplicación lavaremos la cara y pondremos una crema hidratante.

- CANELA Y MIEL: Otro remedio casero muy bueno consiste en hacer una mascarilla con 3 cucharadas de miel y 1 cucharadita de canela en polvo. Aplicaremos esta pasta sobre los granos antes de dormir y lo dejaremos toda la noche (pon una toalla sobre la almohada para no manchar) al día siguiente lávate la cara con agua tibia. Repite durante dos semanas, las espinillas desaparecerán para siempre.