Zapatos Ortopedicos

Captura de pantalla 2017-08-31 a las 09.02.23
Por suerte, hoy en día nos resulta más fácil encontrar zapaterías y tiendas ortopédicas donde venden zapatos especializados para pies extra-anchos y sensibles, pie diabético, plantillas ortopédicas, juanetes, tallas especiales, deformidades, callos, etc.

Los especialistas recomiendan usar calzado terapéutico cuando existe alguna deformidad o problema en el pie, ya sea tipo muscular, articular, óseo o neurológico. Las personas que padecen alguna de estas patologías no pueden ni deben arriesgar la salud de sus pies mediante el uso de calzado inadecuado. De hecho, muchas de las molestias percibidas son causadas por zapatos que no amortiguan bien o que no proporcionan el ajuste correcto. Además, muchas veces no somos conscientes de que el uso de un zapato inadecuado puede ser la causa de sufrir otros problemas como dolores de espalda, lesiones lumbares o desviaciones de columna. Por esa razón y para tratar de prevenir todos estos problemas aparece el calzado ortopédico.

Algo muy importante respecto a los zapatos ortopédicos es la comodidad, por tanto, si nos probamos un zapato y no lo encontramos cómodo directamente lo desechamos como opción viable. Por otra parte, ten en cuenta que el mejor momento del día para ir a probarte zapatos es a última hora del día que es cuando los pies están más hinchados.



Un zapato ortopédico debe cumplir una serie de condiciones, como por ejemplo que permita una correcta transpiración, que sean flexibles, que sean ligeros y que nos acojan el pie de manera correcta sin que por ello nos cree molestias. En el caso de personas que sufren diabetes los zapatos tienen que ser amplios en el antepié y con una suela mullida.

Captura de pantalla 2017-08-31 a las 13.26.35

Igualmente hay unas pautas básicas que todo calzado ortopédico debe tener:

- MATERIALES DE CALIDAD: Un zapato de estas características siempre estarán hechos con materiales de calidad. La piel será la mejor opción ya que es transpirable, absorbe el sudor, es flexible y permite el correcto movimiento de los dedos y además se podrá realizar la pisada sin esfuerzo. Igualmente, también valoraremos el material de la suela ya que es importante que esté hecha con un material que pueda absorber el impacto contra el suelo así como tener una suela apropiada para evitar resbalones.

- SUJECIÓN ADECUADA: Si hay algo importante en este tipo de calzado es sin duda la sujeción. Para ayudar con esta sujeción, es preferible buscar zapatos con cordones o bien calzado con elásticos laterales, para permitir al pie moverse libremente sin oprimir el empeine. Los zapatos de caña media son aún mejor ya que además sujetan el tobillo.



- ESTABILIDAD: La medida del tacón correcto es de 2 o 3 centímetros. Los tacones no son nada aconsejables y más si ya tienes problemas en los pies. El uso de zapatos de tacón es algo que está muy extendido en nuestra sociedad ya que ayudan a estilizar la silueta de la mujer. Sin embargo, al llevar este tipo de calzado los dedos son los que acaban sufriendo. Es muy importante tener en cuenta la altura del tacón al regular la presión ejercida sobre la planta del pie al caminar. De ese modo, cuanto mayor es el tacón, mayor será la presión ejercida, y con ello aumentarán la incomodidad y los riesgos de padecer problemas más serios. El llevar zapatos de tacón de manera continua puede suponer que a la larga la mujer sufra de juanetes, verrugas plantares, callosidades, dedos martillo o artritis en el dedo gordo.

- CALZADO ANCHO: Elige un calzado ancho y flexible que permita una correcta movilidad. Los zapatos que acaban en punta nos aprisionan los dedos. El ancho es una medida que nos proporciona el fabricante. Hay que tener siempre en cuenta las diferentes modificaciones de la plantilla ortopédica para la rectificación de la pisada, y el volumen del pie.

- EVITA LAS COSTURAS Y FORMAS: El interior de un buen calzado para plantillas debe ser liso, sin formas y correctamente acolchados para minimizar el riesgo de lesiones. Es preferible evitar costuras y demás elementos cuyo roce pueda provocar heridas, ampollas o cualquier molestia innecesaria.



CONSEJOS PARA EVITAR DOLORES DE PIES:
- Un consejo básico para no tender dolor de pies empieza por elegir un correcto calzado. Entre un zapato del montón y un zapato de calidad la diferencia es abismal, sólo tienes que hacer la prueba e ir a una zapatería y probarte diferentes modelos de zapatos y verás cómo en seguida notas la diferencia... claro que también lo notarás en el bolsillo!! pero vale la pena invertir en un buen zapato que sabes que a la larga te durará mucho más tiempo y que además no te dará problemas en un futuro.

- El calzado ortopédico es muy necesario en caso de sufrir juanetes muy pronunciados, dedos en garra, artritis, así como cualquier otro problema en los pies. De esta manera evitarás que el problema se agrave más con el paso del tiempo.

- Si trabajas y pasas muchas horas de pie también es muy necesario elegir un zapato adecuado, de esta manera podrás garantizar que cuentas con el soporte adecuado al caminar.

- Poner los pies en alto te ayudará a mejorar la circulación.