Receta de Espaguettis Integrales con Calabacín

Captura de pantalla 2017-08-28 a las 15.55.26
No es tan común consumir pastas integrales, sin embargo, son mucho más ricas nutricionalmente hablando. Tienen muchas más ventajas que la pasta blanca. Además, las pastas integrales son ricas en fibra natural, que es la más saludable y aporta muchísimos beneficios para nuestra salud.

Así mismo, vamos a contarte algunas propiedades más de las pastas integrales en comparación con las pastas blancas para que te animes a consumirlas.

- Son menos calóricas ya que aportan más fibra natural, además al contener salvado ayudan al tránsito intestinal favoreciendo la eliminación de grasas. Por otra parte, la glucosa que contienen las pastas integrales es de absorción lenta, lo que estimula el metabolismo, favoreciendo su adecuado funcionamiento.

- Aporta energía ya que los niveles de hidratos de carbono nos ayudan a tener más energía durante más tiempo. Especialmente indicadas para las personas que hacen deporte.

- La pasta integral no contienen grasas saturadas, ni hidrogenadas ni trans, por lo que no generan colesterol malo y además ayudan a equilibrar el colesterol bueno. La pasta integral es ideal para cualquier dieta de adelgazamiento.



- Además de la fibra que aporta la pasta integral también está cargada de vitaminas entre las que destaca la vitamina E, la vitamina B, vitamina B2 y vitamina B3. También tiene antioxidantes y grasas saludables. Así como minerales entre los que destaca el calcio, el magnesio, el hierro y el fósforo.

- Es muy indicado para embarazadas, así como para todas aquellas personas que sufran de problemas estomacales.

- Ayuda a reducir el riesgo de enfermedades especialmente las relacionadas con el corazón, la diabetes tipo II, etc.

Captura de pantalla 2017-08-29 a las 14.02.58

- Se recomienda cocinar las pastas integrales con otros alimentos nutritivos y bajos en grasa. De esta manera, obtendrás todos sus beneficios y sin subir de peso.

- A pesar de todos sus beneficios, hay que tener cuidado con las intolerancias ya que la pasta integral está hecha de trigo integral que contiene germen y salvado, entre otros componentes, por lo que hay que tener cuidado por que existen cierto tipo de personas que tienen algún tipo de alergia o intolerancia al trigo integral.



En cuanto a los procedimientos de preparación, básicamente, ambos tipos de pasta cumplen con los mismos requisitos. Sin embargo, la pasta integral puede tomarte un poco más de tiempo en la cocción, ya que puede resultar un poco más dura y debes darle su tiempo para que no quede demasiado pegajosa.

Dicho lo cual respecto a la pasta integral, hoy vamos a cocinar una rica receta de espaguetis integrales con calabacín. Toma nota de los ingredientes que nos harán falta:
- 200 gramos de pasta integral (mejor si es ecológica)
- 1 Calabacín
- 2 Dientes de Ajo
- Un poco de Orégano
- Un poco de pimienta negra
- Un poco de sal
- aceite de oliva virgen extra
- queso parmesano

En primer lugar vamos cocer la pasta, para ello vamos a poner abundante agua en una cazuela con un poco de sal, cuando el agua hierva introducimos la pasta y la dejamos el tiempo que marque el fabricante ya que puede variar dependiendo de la marca. Normalmente cada paquete indica el tiempo de cocción según queramos la pasta al dente o más hecha. Cuando esté en el punto deseado, la sacamos y escurrimos (podemos echar un chorrito de agua fría).

A continuación nos vamos a encargar del calabacín, lo cortamos en rodajas finas y ponemos un poco de sal, con este paso lo que vamos a conseguir es que el calabacín "sude", a continuación secamos el agua que han soltado. Pelamos los ajos y los doramos en una sartén con un poco de aceite de oliva, a continuación añadimos el calabacín y sazonamos con un poco de sal, pimienta y orégano. Cuando la verdura esté en su punto solo nos queda incorporar los espaguetis, removemos todo bien y servimos caliente con un poco de queso parmesano por encima recién rallado.



El calabacín al igual que la pasta integral tiene muchas propiedades, por lo que este plato es un conjunto de ambos ingredientes muy buenos para la salud. En concreto, la fibra dietética que contiene el calabacín ayuda a reducir los niveles de colesterol en el sistema mediante la unión con los ácidos biliares que se producen por el hígado para digerir la grasa. Esta fibra se mezcla con los ácidos biliares, frenando así su capacidad para digerir más grasa y recargar el hígado para producir más ácidos biliares. Es rico en vitaminas A y C.

- El calabacín ayuda a controlar el peso.
- Reduce el colesterol.
- Previene el cáncer.
- Es bueno para las personas que padecen de diabetes.
- Mantiene la salud ocular en óptimas condiciones.
- Reduce la presión arterial.
- Previene la gota.
- Promueve el crecimiento del cabello.

El calabacín es rico en agua siendo su principal componente, seguido de los hidratos de carbono y pequeñas cantidades de grasa y proteínas. Todo esto, unido a su aporte moderado de fibra, convierte al calabacín en un alimento de bajo aporte calórico, idóneo para incluir en la dieta de personas con exceso de peso.