Recetas de Congrio en Salsa Verde

Captura de pantalla 2017-08-23 a las 11.40.57
El congrio es un pescado blanco de agua salada que vive en zonas rocosas a grandes profundidades. El congrio se alimenta de crustáceos, peces y calamares. Hay dos especies más conocidas como son el congrio negro y el congrio gris.

Durante el día el congrio se esconde entre las piedras y las grietas por lo que no es fácil encontrarlos, es por la noche cuando es más fácil dar con ellos. El congrio es muy perseguido y apreciado por los pescadores ya que tiene una carne muy gustosa pero cuidado!! por que su sangre es tóxica aunque esta toxicidad desaparece cuando se cocina a temperaturas superiores a los 58º. De aspecto es parecido a las anguilas y la mejor época para su consumo es entre los meses de septiembre a diciembre y de cara a la primavera.

Su carne es poco grasa, muy sabrosa y firme, a pesar de que es un pescado poco rico en proteínas, sí es cierto que son de un alto valor biológico. En cuanto a las vitaminas, podemos encontrar escasas cantidades del tipo B, como las vitaminas B1, B2 y B3 y del tipo D. La más destacable en su composición es la vitamina A, esta vitamina contribuye al mantenimiento, crecimiento y reparación de las mucosas, la piel y demás tejidos del cuerpo. También, favorece la resistencia frente a las infecciones y es necesaria para el desarrollo del sistema nervioso y para la visión nocturna. Además de todo, interviene en el crecimiento óseo y participa en la producción de enzimas en el hígado y de hormonas sexuales y suprarrenales. El congrio también contiene vitamina D, aunque en cantidades más modestas. Ésta favorece la absorción de calcio y su fijación al hueso, y regula el nivel de calcio en la sangre. En cuanto a los minerales hay que destacar la presencia de fósforo, potasio y magnesio. El fósforo es un mineral que está presente en los huesos y dientes. También interviene en el sistema nervioso y en la actividad muscular, y participa en procesos de obtención de energía; mientras que el magnesio se relaciona con el funcionamiento del intestino, los nervios y los músculos, además de formar parte de huesos y dientes. También mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.



Como decimos, el congrio es un alimento rico en vitamina A, después de las angulas y de las anguilas, el congrio es el pescado que más vitamina A contiene, la cual protege los tejidos con mucosa como los pulmones, el estómago, el intestino, etc. y favorece la resistencia frente a las infecciones. Al tener mucha vitamina A o niacina, el congrio previene enfermedades en los ojos, fortalece el sistema inmunitario y tiene propiedades anticancerosas. También por su alto contenido de vitamina A, este pescado también favorece el buen estado de la piel. Aporta solo 3 gramos de grasa por cada 100 gramos de pescado y 106 calorías por cada 100 gramos. Si estás a dieta, no dudes en consumirlo acompañado de vegetales y aderezado con salsas ligeras.

Captura de pantalla 2017-08-23 a las 12.20.31

CÓMO SELECCIONAR UN PESCADO FRESCO:
El pescado es un alimento muy vulnerable que se deteriora con gran rapidez, pero en líneas generales, un pescado fresco debe presentar estas características:
- Aspecto externo limpio, brillante, con la piel húmeda y tersa.
- Olor fresco a “mar”.
- Los ojos deben ser limpios, húmedos, brillantes y con la pupila convexa.
- Las agallas deben de ser rojas brillantes, con láminas bien separadas. La carne firme y bien adherida a las espinas y las vísceras no adheridas entre sí.



Después de haber hablado sobre las propiedades del congrio vamos a proceder a realizar esta rica receta de congrio con salsa verde.

Los ingredientes que necesitamos para esta receta son:
- 500 gramos de congrio
- 1 diente de ajo
- media cebolla
- dos hojas de laurel
- medio vaso de vino blanco
- caldo de pescado
- azafrán
- perejil
- harina
- almejas frescas
- sal y pimienta
- aceite de oliva virgen



En primer lugar vamos a disponer varios trozos regulares de congrio, ponemos sal y pimienta y los pasamos por la harina. Una vez listo, cogemos una sartén con un poco de aceite de oliva y los sofreímos ligeramente hasta dorarlos. Una vez que el pescado esté listo lo retiramos y reservamos en un plato con un papel absorbente. Ahora vamos a preparar la salsa, para ello, en la misma sartén sofreímos la cebolla y el ajo, añadimos las hojas de laurel y cuando esté añadimos el vino hasta que evapore, añadimos la harina para espesar, un poco de azafrán y removemos bien. Incorporamos las almejas limpias (que se cocinan muy rápido) e incorporamos también el congrio. Ahora es el momento de incorporar el caldo de pescado que puede ser comprado o casero y tapamos, a continuación lo cocinamos todo junto unos 10 minutos. Finalmente espolvoreamos un poco de perejil fresco y listo para comer!!. Buen provecho!!