Recetas de Corvina con Costra de Mayonesa

Captura de pantalla 2017-08-23 a las 12.30.42
Hay muchas recetas de pescado que se sirven gratinadas con mayonesa, hoy en especial vamos a cocinar una corvina, sin embargo, la mayonesa gratinada queda genial con la merluza o el bacalao por ejemplo.

La corvina es un pescado blanco de agua salada que vive en profundidades que van de los 15 a los 300 m. de profundidad. Se trata de un pez muy voraz de dieta fundamentalemente carnívora, que se alimenta de crustáceos, moluscos, gusanos y peces. Hay 4 tipos de corvina:
- Corvinón rayado
- Corvina tigre
- Corvina pampera
- Corvina negra

Dependiendo de la especie de corvina, tanto su tamaño como su peso puede diferir bastante ya que según las especies, encontramos corvinas que pueden pesar de 1 a 50 kilos, o medir desde 30 centímetros hasta los 2 metros. Su captura se da durante todo el año con la técnica del curricán, desde embarcación, y es también un pescado muy apreciado para la pesca deportiva. Habita en las profundidades y la encontramos desde el Atlántico Oriental al Mediterráneo.



La corvina también es conocida como Reig, Andeja, Meagre o Maigre. Tiene un cuerpo esbelto, de color gris plata más oscuro en la parte superior y las aletas de un tono rojo pardo. Posee escamas grandes, y una amplia boca donde se esconden sus crías en caso de peligro, de hocico redondeado, con dientes pequeños y afilados dispuestos en varias líneas.

Su carne es muy sabrosa por lo que es muy requerida en la cocina, además se puede preparar de muchas maneras como a la plancha, al horno, a la sal, en salsa, en papillote o incluso crudo en forma de ceviche y por supuesto gratinada al horno, receta que explicaremos en breve!

Al ser un pescado blanco tiene pocas grasas, pero es rico en ácidos grasos Omega 3, es rico en proteínas, en fósforo, en calcio y en hierro proporcionando cerca de 75 o 90 calorías por cada 100 gramos.

La encontramos en el mercado tanto fresca como congelada y se vende tanto entera como cortada en rodajas o filetes. La corvina es un pescado más bien económico por lo que se puede incluir en nuestra dieta fácilmente.



Una curiosidad sobre este pescado es que durante la época de reproducción, las corvinas producen sonidos similares a los ronquidos que les sirven para atraer a los individuos de su especie. Eso hace que los pescadores puedan detectar dónde están los bancos de peces y poder lanzar sus redes para su captura. Otra curiosidad es que la corvina tiene dos huesecillos blancos en la cabeza u otolitos que le sirven para orientarse, y que se emplean en joyería desde hace miles de años como amuleto para prevenir el dolor de cabeza y reuma.

Captura de pantalla 2017-08-23 a las 12.57.36

Se reproduce entre abril y julio aunque esta especie se ha conseguido criar bajo control con bastante éxito, convirtiéndolo así en una especie de acuicultura.

Y dicho lo cual, vamos a ponernos mano a la obra, o mejor dicho, manos a la cocina por que estamos deseando empezar a cocinar esta rica receta de corvina gratinada con mayonesa.

Los ingredientes que necesitamos son:
- 4 trozos de corvina
- Tomates maduros
- Mayonesa
- Sal y pimienta
- Aceite de oliva virgen extra
- Ajo y perejil en polvo

Cogemos una fuente apta por horno y colocamos las rodajas de tomate, salpimentamos y rociamos un poco de aceite de oliva. A continuación cogemos los trozos de corvina limpios y sin espinas, salpimentados y los colocamos sobre el tomate y cubrimos con la mayonesa (esta puede ser comprada o hecha por nosotros mismos). Espolvoreamos un poco de ajo y perejil en polvo y lo llevamos al horno que previamente habremos precalentado a 200º. Lo dejamos en el horno unos 20 minutos a 180º, aprovechamos los minutos finales para gratinar.



Siempre que se pueda es mejor que preparemos la mayonesa nosotros mismos. Es más, en esta ocasión os vamos a facilitar un receta de mayonesa donde no vamos a usar huevos ya que puede provocar alergias y buscamos una receta que sea apta para toda la familia. En este caso la mayonesa se prepara únicamente con aceite y leche. Otra versión si añadimos ajo sería como un alioli que también quedará muy bien con esta receta.

- 1 vaso de aceite de girasol
- 1/2 vaso de leche entera a temperatura ambiente
- una pizca de sal
- ajo (opcional)

Ponemos la leche en el vaso y batimos un poco, a continuación vamos añadiendo el aceite y seguimos batiendo, incorporamos el ajo y un poco de sal y batimos hasta que se forme la mayonesa. Cuando esté prácticamente emulsionada puedes mover de arriba abajo sin problemas para terminar de montar la mayonesa.