Recetas de Cuscus con Pasas y Espinacas

Captura de pantalla 2017-08-24 a las 14.53.04
El cuscús se hace tradicionalmente con sémola de la parte dura del trigo molida de tal forma que no se ha llegado a convertir en harina. Este proceso de molienda se puede hacer con otras especies cereales tales como cebada, mijo, polenta, arroz o granos de maíz.

El cuscús es un plato tradicional de origen principalmente marroquí. Los granos, una vez cocinados aumentan de tamaño hasta conseguir su forma y apariencia característica. Es un plato que hoy en día fácilmente se puede consumir en cualquier parte del mundo.

El tamaño final del grano puede ser fino, medio o grueso y a su vez puede ser refinado o integral. Los granos son de color dorado pálido, consistencia granulosa y cremosa y su sabor recuerda ligeramente al de la nuez.



PROPIEDADES DEL CUSCÚS:

- El cuscús hecho con sémola de trigo duro es muy rico en proteínas, hidratos de carbono, grasas insaturadas y fibras en su versión integral. También es muy rico en vitaminas, sobre todo del grupo B, E y rico en potasio, selenio magnesio y fósforo, lo que lo convierte en un excelente aliado para prevenir problemas cardíacos.
- Tienen gran cantidad de fibra alimentaria (sobretodo si es integral) que nos ayudarà en las funciones digestivas e intestinales.
- Se trata de un alimento que proporciona mucha energía debido a su contenido en hidratos de carbono de absorción lenta, en especial almidón, y vitamina B1 por lo que se convierte en un alimento ideal para deportistas y para quienes precisen de un aporte extra de energía (por ejemplo, para estudiantes).
- El cuscús además, es rico en hidratos de carbono complejos, los cuales pasan a la sangre lentamente, de tal manera, son indicados para las personas que padecen diabetes.
- Ayuda a prevenir o tratar el estreñimiento gracias a su contenido en fibra. Es muy recomendado para regular el tránsito intestinal de forma completamente natural.
- Es rico en ácidos grasos saludables, por tanto es un alimento ideal para cuidar nuestro sistema cardiovascular, gracias a su contenido en ácidos grasos linoleico y oleico.
- Lo bueno del cuscús además es que se combina con otros alimentos como verduras, legumbres, carne, etc. por lo que se convierte en un plato muy completo.
- El cuscus es rico en gluten por lo que no está indicado para las personas que padecen celiaquía.
- Es un alimento bajo en grasas, mientras que la mayor parte de su contenido en grasa lo es en forma de ácido graso esencial linoleico, además de oleico que son grasas saludables.
- Es rico en vitamina E por lo que se convierte en un reconocido antioxidante natural.
- Entre su contenido en minerales podemos mencionar los siguientes: calcio, hierro, potasio, cinc, fósforo y magnesio.
- Su alto contenido en manganeso es importante en el desarrollo óseo, por lo tanto es muy recomendable su consumo para prevenir la osteoporosis.



CÓMO SE PREPARA EL CUSCÚS?:
Antes de cocer el cuscús se puede tostar un poco hasta que cambie el color. Hay dos maneras, la más rápida es hervida, la otra opción más lenta y más elaborada es hacerlo al vapor*. Normalmente se utiliza agua o caldo de verduras o de carne y será el doble de líquido respecto a la sémola. Este plato no es caldoso por lo que el agua o caldo utilizado se absorberá por completo por la sémola, la cocción es muy rápida, en 5 o 6 minutos estará listo. Normalmente una vez en su punto se mezcla con un poco de mantequilla que le dará suntuosidad al plato.

Captura de pantalla 2017-08-24 a las 15.36.01

* Al hacerlo al vapor se utilizará una cuscusera que consta de dos partes. En la inferior que se llama Marga es donde se vierte el agua a hervir, generando vapor, y se utiliza para cocer alimentos que van a acompañar al cuscús. En la parte superior de la cuscusera es dónde se sitúa el cuscús, su nombre es alcuzcucero. Tiene pequeños agujeros para que no se salga el alimento pero a su vez por estos mismos lleguen a coger el sabor del vapor que sube de la Marga.

El cuscús es un plato muy versátil, ya que como decimos, combina perfectamente con verduras, carnes, legumbres, etc. A continuación os vamos a facilitar una receta muy sencilla y muy sabrosa.

- 200 gramos de sémola media
- espinacas frescas
- un puñado de pasas
- media cebolla
- medio pimiento rojo
- caldo de verduras
- sal
- mantequilla
- curry
- sal y pimienta



En primer lugar ponemos dos vasos de caldo por uno de sémola y lo llevamos al fuego, ponemos un poco de sal y vamos removiendo para que no se pegue en la cazuela. Cuando se haya consumido el caldo y el grano esté en su punto lo retiramos del fuego y ponemos un poco de mantequilla y reservamos.

Por otra parte en una sartén sofreímos la cebolla y el pimiento rojo, cuando esté incorporamos el cuscús, salpimentamos y además aderezamos con un poco de curry al gusto. Previamente habremos hidratado algunas pasas que añadiremos al plato. Serviremos con unas hojas frescas de espinacas y listo! Buen provecho!!