Recetas de Tarta de Cuajada con Galletas

Captura de pantalla 2017-08-24 a las 14.04.19
Se nos hace la boca agua solo de pensar en esta exquisita receta de tarta de cuajada con galletas. En pocos minutos podremos tener preparado este postre con el que deleitarnos.

La cuajada es un alimento lácteo, un postre tradicional muy antiguo, que se elabora con leche de oveja y cuajo natural. Es muy típico en zonas del mediterráneo. Se suele coagular con una enzima llamada Renina que se suele obtener del estómago de mamíferos rumiantes, dicho así puede sonar un poco desagradable, pero os aseguramos que tanto la cuajada en sí, como los postres que se preparan con ella son excelentes, ricos y muy sabrosos.

La cuajada la podemos tomar tal cual simplemente con un poco de azúcar, con miel o frutos secos y también se puede aprovechar para hacer quesos. Las mejores cuajadas son las que se obtienen de la leche de oveja o de cabra, sin embargo también hay muchas recetas que se preparan con leche de vaca. Aunque puede tener cierta similitud con los yogures, cabe decir que es un producto totalmente diferente tanto en sabor como en textura.

La cuajada es rica en calcio y en vitaminas A, D y del grupo B, además otro aspecto favorable en cuanto a la cuajada es que se digiere mucho mejor que la leche. La Renina ayuda a que la cuajada se transforme en un alimento más digestivo ya que transforma la Caseína en Paracaseína sobre la cual actuará después la Pepsina.



La cuajada elaborada de forma tradicional no tiene imitación posible, es única por su sabor, por su textura y por su cremosidad. Hay que tener en cuenta que la cuajada que se compra en sobres no tiene nada que ver con la cuajada tradicional. Sin embargo, dichos sobres de cuajada se utilizan con éxito como gelificante para la realización de distintos postres como el que vamos a preparar a continuación. Lo bueno de utilizar estos sobres es que además de actuar como gelatina, aportan un sabor lácteo muy interesante.

Navarra, País Vasco, La Rioja y, también, Aragón, son las regiones españolas donde la cuajada tiene un mayor protagonismo. Hace más de 4.000 años que se descubrió el cuajo. En aquella época, para realizar grandes desplazamientos se empleaban los estómagos secos de animales donde se guardaban líquidos como el agua y la leche. Fue de esta manera casual como se descubrió que la leche al alcanzar una determinada temperatura se cuajaba por la intervención de una enzima (Renina), consiguiendo de esta forma que el producto se conservase más tiempo.



Con el tiempo se fue depurando la técnica, pero básicamente podemos decir que si solo se coagula la leche se obtiene la cuajada, si además la desueras, entonces nos encontramos con que queso fresco y, a partir de ahí, si sigues separando el suero de la leche y vas añadiendo tiempo de curación, obtendrás quesos con diferentes puntos de maduración.

Sabiendo un poco más sobre la historia de la cuajada nos vamos a poner en la elaboración de nuestra tarta de cuajada con galletas. Os aseguramos que la receta os va a sorprender!!

Los ingredientes que necesitamos para la receta son:
- Un litro de leche entera
- 1 litro de nata
- canela en polvo
- 1/2 vaso de azúcar
- Un paquete de galletas María
- 100 gramos de mantequilla al natural
- 2 sobres de cuajada
- Mermelada de fresas



La preparación es muy sencilla y en poco tiempo tendremos una tarta exquisita. En primer lugar vamos a triturar las galletas. En los supermercados podemos encontrar paquetes de galletas ya trituradas, pero nosotros preferimos machacarlas porque así quedan trozos más irregulares y que al comer la tarta quedan mejor. Por otra parte vamos a derretir la mantequilla en el microondas y la vamos a mezclar con la galleta, podemos añadir un poco de canela y una cucharadita de azúcar (aunque no es necesario del todo ya que las galletas ya aportan un toque dulce) y con la canela también aportamos un toque especial. Con esto tendremos preparada la base. La ponemos en un molde y apretamos y lo guardamos en la nevera mientras preparamos el resto.

Captura de pantalla 2017-08-24 a las 14.44.52

Cogemos medio litro de leche y disolvemos los dos sobres de cuajada, es importante que no queden grumos, si así fuera podemos ayudarnos con la batidora. Ponemos a calentar el otro medio litro de leche y añadimos el azúcar, cuando hierva añadimos la leche mezclada con la cuajada y removemos hasta que empiece a hervir. Lo retiramos del fuego pero seguimos removiendo y lo vertemos con cuidado sobre la base de galletas. Lo dejamos enfriar y cuando esté lo metemos en la nevera. Al cabo de dos horas cubrimos con mermelada de fresas por encima.